Duración de los arrendamientos de vivienda (I)

Written by: Pelayo de Salvador Morell

01/06/2022 | Gestión del patrimonio inmobiliario

Las principales dudas que a caseros e inquilinos en relación con los arrendamientos de vivienda, son sobre su duración y las posibilidades de terminación anticipada del mismo, especialmente dada la escasa regulación de los arrendamientos y, en muchas ocasiones, la introducción de cláusulas nulas, hacen que sea difícil interpretarlos si no se tiene un conocimiento de la Ley.

En esta entrada analizaremos la duración de los arrendamientos de vivienda suscritos entre el 1 de enero de 1995 y el 6 de junio de 2013, así como el régimen vigente actualmente, iniciado el 6 de marzo de 2019.

Reading time: 3 minutes

La fecha de firma de un contrato de arrendamiento de vivienda es determinante, ya que el régimen normativo de aplicación puede ser diferente con apenas días de diferencia.

En esta tabla, puedes ver un resumen de los distintos regímenes normativos aplicables a los arrendamientos de vivienda.

Régimen jurídico arrendamientos.jpg

En este primer post, trataremos el régimen legal aplicable a los arrendamientos firmados:

  1. Entre el 1 de enero de 1995 y el 6 de junio de 2013;

  2. Entre el 19 de diciembre de 2018 y el 23 de enero de 2019;

  3. y a partir del 6 de marzo de 2019, régimen vigente en la actualidad.

Estos tres bloques de arrendamientos son iguales en cuanto a la duración de las prórrogas legales, no así en cuanto a la posibilidad de desistimiento del arrendatario.

En la siguiente entrada, analizaremos el régimen de los contratos suscritos a partir del 6 de junio de 2013, tras la aprobación de la Ley 4/2013, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas, y hasta su nueva modificación.

Duración de los arrendamientos de vivienda

¿Cuál es el plazo legal de los arrendamientos de vivienda?

De conformidad con el artículo 9 LAU, los contratos de arrendamiento de vivienda tienen la duración que expresamente pacten las partes. A pesar de ello, la propia Ley señala en el mismo artículo que si el arrendamiento se pactó por plazo inferior a 5 años, el contrato se prorroga de forma voluntaria para el arrendatario (puede irse cuando se cumpla cada una de las anualidades), pero obligatoria para el arrendador (está obligado a mantener el arrendamiento), hasta un máximo de cinco años.